sábado, 24 de enero de 2015

Personajes célebres I: Sir Isaac Newton.

De vez en cuando y muchas veces sin previo aviso, hablaré sobre la vida y las proezas de algún genio. No seguiré ningún orden lógico en muchos casos ni tengo algún criterio a la hora de elegirlos... simplemente hablaré de los que me gustan o los que me vayais pidiendo, claro. 

El único que tenía claro que iba a ser el primero era el que hoy nos ocupa: Sir Isaac Newton. Newton es, sin lugar a dudas, el mayor genio que ha dado la ciencia, el number one.

Nació en Lincolnshire, Inglaterra, a principios de 1643. Su infancia no debió de ser fácil... se crió con su abuela de la que no guardó buenos recuerdos y no congeniaba con los niños de su edad. Pero ya desde pequeño demostró una inteligencia fuera de lo normal. Inventaba y construía casi de todo.

A los 18 años fue a la universidad de Cambridge, pero casi no asistía a las clases para ir a la biblioteca. Su fama empezó a crecer cada día más, ya que escribía cartas a la Royal Society, fundación de la cual llegó a ser presidente. 

Publicó, en 1686 el que es, posiblemente, el libro más importante de la historia de la ciencia: Philosophiae naturalis principia mathematica. En el explica las famosas Leyes de Newton, sobre las que se asienta el resto de la física que se conoce hoy en día. 

                                                                                         

Dormía poco. Estudiaba y pensaba mucho. Pasaba largas horas en su laboratorio, pues su "hobbie" era la alquimia. Empezó a volverse loco y cuando su laboratorio se incendió, debido a que, según dicen, su perro empujó una vela sobre unos papeles, se cuenta que le tenía tanto cariño a su perro que simplemente le dijo: "Oh, Diamond, Diamond, qué poco sabes lo que has hecho!". 

Moriría en marzo de 1727. En su tumba aún se puede leer: "Aquí descansa Isaac Newton, Caballero que con fuerza mental casi divina demostró el primero, con su resplandeciente matemática, los movimientos y figuras de los planetas, los senderos de los cometas y el flujo y reflujo del Océano. Investigó cuidadosamente las diferentes refrangilidades de los rayos de luz y las propiedades de los colores originados por aquellos. Intérprete, laboriosos, sagaz y fiel, de la Naturaleza, Antigüedad y de la Santa Escritura, defendió en su Filosifía la Majestad del Todopoderoso y manifestó en su conducta la sencillez del Evangelio. Dad las gracias, mortales, al que ha existido así, y tan grandemente como adorno de la raza humana". 

Isaac Asimov (otro grande), en la segunda pregunta (¿Quién fue, en su opinión, el científico más grande que jamás existió?) de su libro "100 preguntas básicas sobre la ciencia" responde lo siguiente:

"Si la pregunta fuese ¿Quién fue el segundo científico más grande? sería imposible de contestar. Hay por lo menos una docena de hombres que, en mi opinión, podrían aspirar a esa segunda plaza. Entre ellos figuran por ejemplo, Albert Einstein, Ernest Rutherford, Niels Bohr, Louis Pasteur, Charles Darwind, Galileo Galilei, Clerk Marwell, Arquímedes y otros. Incluso es muy probable que ni siquiera exista eso que hemos llamado el segundo científico más grande. Las credenciales de tantos y tantos son tan buenas y la dificultad de distinguir niveles de mérito es tan grande, que al final quizá tendríamos que declarar un empate entre diez o doce. Pero como la pregunta es ¿Quién es el más grande? no hay problema alguno. En mi opinión, la mayoría de los historiadores de la ciencia no dudarían en afirmar que Newton fue el talento científico más grande que jamás haya visto el mundo. Tenía sus faltas, viva el cielo: era un mal conferenciante, tenía algo de cobarde moral y de llorón autocompasivo y de vez en cuando era víctima de serias depresiones. Pero como científico no tenía igual. Fundó las matemáticas superiores después de elaborar el cálculo. Fundó la óptica moderna mediante sus experimentos de descomponer la luz blanca en los colores del espectro. Fundó la física moderna al establecer las leyes del movimiento y deducir sus consecuencias. Fundó la astronomía moderna estableciendo la ley de la gravitación universal. Cualquiera de estas cuatro hazañas habría bastado por sí solo para distinguirle como científico de importancia capital. Las cuantro juntas le colocan en primer lugar de modo incuestionable".

3 comentarios:

  1. Newton, señorón, genio. Aunque difiero, yo me quedaría con Arquímedes como el number one :P

    Tengo otra petición, si no fuera demasiado (quizá digas: "cómo pide o pregunta esta mujer". xD): ¿podrías hacer una entrada de Kepler, de Martin Ryle y/o de Tycho Brahe?

    ResponderEliminar
  2. ufffff Creo que es dificil comparar a dos genios tan enormes.... sobretodo por la enorme cantidad de años que los separan. Yo, y pido disculpas si me he equivocado, lo que no podía hacer era contradecir a Isaac Asimov... :-)

    Prometo escribir sobre por lo menos dos de los tres genios que me pides.

    Muchas gracias por el comentario!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, esperaré con ansias :)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar