martes, 20 de enero de 2015

Geografía de la Luna II

La superficie de la Luna está compuesta por una fina capa de polvo y rocas denominado Regolito. Pero eso es solo la superficie. La Luna, es, en realidad, el segundo satélite más denso del Sistema Solar. El más denso es Io (una luna de Júpiter de la que ya hablaremos).

La Luna se formó a partir de la Tierra. Hace unos 4000 millones de años, poco después de la formación del Sistema Solar, se cree que un planeta gemelo (aunque más pequeño) chocó con la Tierra, formándose la Luna tras el fuerte impacto. Por cierto que dicho planeta tiene hasta nombre: Theia. Ese impacto hizo que se formara la Luna y que, con ella, llegáramos a vivir en un planeta como el que vivimos hoy en día.
                                       
La Luna es mucho más pequeña que la Tierra, con lo cual, la gravedad es menor y por ello no tiene prácticamente atmósfera y el campo magnético es minúsculo. Sí que tiene, no obstante, un pequeño núcleo y un manto interno que son aún líquidos, y además, debido a la acción de la gravedad de la Tierra, aún sigue teniendo actividad volcánica (muy débil). 

La mayoría de los cráteres de la Luna se formaron después del colapso entre la Tierra y Theia. Como podrás imaginar, mucha materia fue despedida al exterior y estuvo orbitando durante muchos años, cayendo en un caliente Planeta Tierra y en la Luna. Esos impactos, además, fueron creando la pequeña capa de Regolito que aún hoy en día cubre la Luna. 

También se ha hablado mucho sobre la cantidad de agua existente en la Luna y, a partir de ahí, la colonización de la misma. Respecto a lo primero, he de decir que hay poca agua en la Luna. En las zonas en las que le da el Sol de lleno, la temperatura alcanza casi 100ºC, con lo que el poco agua que podía haber se ha evaporado. Sí que sería posible encontrar agua congelada en zonas oscuras, como por ejemplo, dentro de alguno de los cráteres más profundos, sobretodo los de los polos, pero habrá que estudiar si es suficiente... porque respecto a lo segundo, el interés en colonizar la Luna estaría (creo) más que para construir apartamentos de lujo, para construir cohetes. Claro, tienen que pasar muchos años para que esto sea viable... pero piensa que será mucho más barato lanzar cohetes desde la Luna que desde la Tierra, porque el combustible necesario para elevarlos sería mucho menor. También se podrían construir laboratorios o potentes telescopios... en fin, soñar es gratis, no? 

Y para terminar, un dato curioso: La Luna se aleja de la Tierra 3´5 centímetros cada año. Como lo lees. Te acuerdas el ejemplo que puse de la cuerda cuando hablé de la Fuerza de la Gravedad?  Pues esa cuerda no es rígida, si no elástica y sí, el destino de la Luna es alejarse definitivamente de la Tierra.

7 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho esta entrada.

    Tan sólo tengo una petición, si es pertinente: ¿podrías hacer una entrada sobre el alejamiento de la luna? Creo que da para más que una mención rápida al final.

    ResponderEliminar
  2. Hecho. Entrada prometida.

    Tenía pendiente hablar más adelante de la Luna, ampliando un poco la información que ya puse en su día, así que aprovecharé para ampliar lo que me dices.

    Muchas gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Hola, genial tu blog. Cada entrada me hace sentir mas pequeña o como decían en aquella caricatura animaniacs: Somos pequeñitos, diminutos como ínfimos granitos.

    Y en relación con esta entrada, Podrías hablar de porque solo vemos un lado de la luna. Por favor.

    Gracias. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Oh, ya encontré donde hablaste de eso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias. Comentarios así animan mucho a uno a seguir escribiendo y en hacerlo, por supuesto, lo mejor posible. En cuanto a que solo veamos un lado de la Luna, me alegra que te haya quedado un poco más claro. En cualquier caso adelantarte que tengo pendiente retomar el tema de la Luna para más adelante, profundizando un poco en ciertos temas. Me he apuntado lo de la cara oculta por si acaso!!
    Muchas gracias, de nuevo, por el comentario.
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola. He entrado por casualidad en tu blog. Y llevo más de una hora leyendo tan interesante y bien explicado todo. Ahora al leer esto último de la luna, que tiende a alejarse, como afectara en las mareas, y si esto puede perjudicar en nuestro ecosistema animal y cambio climático. Gracias y sigo leyendo😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia! El Universo está en constante movimiento, pero desde nuestra perspectiva, es un movimiento muy lento. No nos tenemos que preocupar hoy por hoy de los cambios de la Luna o el Sol, porque hasta dentro de miles de años no afectarán para nada a la vida en la Tierra. No quita, no obstante, para que, poco a poco, vayamos estudiando la manera de encontrar otra casa. (Aunque la que realmente tenemos que cuidar bien es la nuestra). Muchas gracias de verdad por tus palabras. Me alegra que te haya gustado el blog.

      Eliminar