martes, 7 de julio de 2015

Constelación del Cisne

Ya cité la constelación del cisne cuando hablé del triángulo de verano hace unos días. Hoy toca meternos de lleno con esta hermosa constelación.

La constelación del Cisne, o Cygnus, también es conocida como la Cruz del Norte. Es muy fácil verla. Esta noche la verás hacia el este si miras hacia las 23 horas, y pasada la media noche ya casi en lo más alto del firmamento. Las 5 estrellas que marcan la cruz se ven bastante bien y además, con ellas, podrás encontrar otras dos grandes estrellas de la noche: Vega y Altair. La única diferencia con la imagen siguiente es que la verás más bien tumbada, es decir, Deneb a la izquierda, Vega más alta en el firmamento y Altair más abajo y a la derecha:

                                                     

Se cuenta que el cisne es, en realidad, Helena de Troya. El huevo lo puso Nemesis, la Diosa de la justicia, la venganza y la solidaridad. Némesis quería consevar la virginidad y se disfrazó de una oca para escapar de.. ¿Adivina quién? Pues quien si no: Zeus. Pero el tío, ya lo conocemos, no perdonaba una, así que se disfrazó de Cisne y con ello la engañó. (No se si es que pensaba que si perdía la virginidad de gansa no contaría, pero en fin. ¿Posiblemente de ahí venga lo de hacer el ganso?). El caso es que el huevo lo abandonó al enterarse del engaño y más tarde lo recogió un campesino quien lo puso en manos del Rey de Esparta, Tindareos.

Existe otra versión de la historia, menos enrevesada, en la que Leda, la mujer de Tindareos, es la que queda embarazada del cisne Zeus. Se cuenta, además, que puso dos huevos. De uno salió Helena y del otro Pólux y Castor, que son dos preciosas estrellas de la constelación de Géminis... pero eso ya es otra historia.

Zeus y Leda pintada por Rubens.

No hay comentarios:

Publicar un comentario