viernes, 28 de agosto de 2015

Posibilidades de vida en el Sistema Solar.


Para que exista vida se necesitan, aparentemente, 3 cosas: Agua líquida, energía y elementos químicos esenciales para la vida como carbono, nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, fósforo o Azufre. 

Pero eso solo son los ingredientes. La elaboración es mucho más complicada de lo que parece. 

Tanto es así, que aún no se ha logrado entender del todo como es posible que cadenas de aminoácidos se junten de una manera determinada creando las proteínas (esenciales para la vida), para después asociarse con una cadena de ADN (que lo único que sabe hacer es reproducirse a si misma) y meterse dentro de una membrana celular que los mantenga unidos y protegidos. (Como dijo Fred Hoyle, las mismas posibilidades de que un torbellino pase por una zona llena de chatarra y la una formando el motor de un reactor jumbo totalmente montado)

Nadie se explica como pudo ser, pero fue. Y además, esto pasó en los primeros años en los que podía suceder. Es decir, en los 1000 primeros millones de años desde la formación de la Tierra. (Recuerda la entrada sobre Historia del Universo I). Es curioso que esto se diera al principio y no tardara unos cuantos de millones de años más... Quizá sea más probable de lo que parece.

Existen varios lugares en el Sistema Solar donde se dan esos 3 factores que he comentado al principio. Recuerda cuando hablamos de Encélado, Europa o Ganímedes. (Te recomiendo que eches un vistazo a ésas entradas para recordar). Son unas enormes bolas de hielo pero con una peculiaridad: la posibilidad de que exista agua líquida en su interior. El agua líquida, allá donde esté, es algo esperanzador. El agua es vida, ya sabes. En el fondo de los océanos de éstas lunas quizá existan fumarolas, como las que existen en los océanos de la Tierra. Esas fumarolas son una perfecta fuente de energía y quizá, alrededor de ellas, existan unos diminutos seres vivos! La cosa no es fácil, lo se, pero quien sabe. La energía en Europa, por ejemplo, también puede llegar al mar en forma de átomos de azufre despedidos, principalmente, por Io. Éstos pasarían al interior de Europa a través de los geíseres o las enormes grietas del hielo. Nadie quiere descartar estas opciones y, como ya he dicho alguna vez, soñar es gratis.
                                   
                                              

Varios factores hacen pensar a los científicos que pueda existir vida también en Titán. Es la Luna más emocionante del Sistema Solar, y te recomiendo que releas la entrada que hice sobre la misma hace ya un tiempo. Una vez leída, pasemos a ver los factores que hacen pensar que pueda existir vida tan lejos de nosotros. 

Primero, su atmósfera. Aunque lo comenté muy por encima, en la misma se forman diferentes compuestos derivados del Carbono que pueden llegar a ser muy complejos. (El Carbono tiene la propiedad de que se asocia casi con cualquier cosa y así va formando largas cadenas de compuestos orgánicos. (Lo de orgánicos es porque tiene Carbono)). Estos compuestos, en Titán, se forman debido a la descomposición de las moléculas de la parte alta de la atmósfera a las que les llegan la mayoría de los rayos del Sol. 

Y segundo, recuerda que en Titán había mares de metano y etano. Incluso se cree que puede existir agua líquida mezclada con metano bajo la superficie. Así que tenemos agua líquida (o al menos un líquido) y suficientes elementos esenciales para la vida. 

Pues bien, dichos elementos esenciales son las moléculas orgánicas que he dicho que se forman en la atmósfera de Titán. Al crearse, ganan peso y caen al líquido de la superficie… y BINGO! Solo falta la energía. 

Aunque a los mares de Titán casi no llegue luz Solar, los seres vivos podrían conseguir la energía con procesos químicos asociados a los hidrocarburos. Se sabe que juntando Hidrógeno con acetileno se forma etileno y energía. Si los microorganismos que viven en Titán hicieran eso, tendrían energía para vivir. Pues bien, he aquí la buena noticia: se han medido concentraciones por debajo de las normales de Hidrógeno y Acetileno por la zona baja de la atmósfera y eso hace pensar que quizá haya algo que lo esté consumiendo... sueña!!!

                             
 
Y otra cosa. Porque encima no está muy claro de donde viene el metano de Titán. El metano se forma, bien por la descomposición de ciertos materiales en el centro de la Tierra o bien por la descomposición de la materia orgánica o los procesos químicos de ciertas bacterias, como las de la flora intestinal (Sí, tus pedos seguramente tienen metano). La hipótesis más razonable es que el metano provenga del Suelo, pero no se han visto signos de que exista vulcanismo en Titán… así que existe una pequeña posibilidad de que ese metano provenga de microorganismos. Y sigue soñando!!!

Otro lugar del Sistema Solar donde no se descarta que pueda existir vida es Marte. Lo malo es que aún no hemos estudiado en este blog al planeta Rojo. Lo bueno es que esta entrada ya está alargándose demasiado así que no la voy a hacer más tediosa aún. Prefiero esperar a explicar primero todo lo que pasa en Marte y entonces ya sí veremos las posibilidades de que haya vida por allá. Tendrás que esperar... pero merecerá la pena, ya verás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario