sábado, 27 de junio de 2015

Personajes célebres VI: Ernest Rutherford.

Hoy hablaremos un poco sobre otro de los grandes científicos que han habitado en nuestro planeta: Ernest Rutherford (1871-1937). Ya lo mencioné en la entrada, no se si la recordarás, de J.J. Thomson. Comentaba que Ernest Rutherford fue alumno suyo. Pero es que Ernest fue maestro de otros dos grandes científicos: Niels Bohr (Mejorará su modelo atómico añadiendo las teorías cuánticas) de y Robert Oppenheimer (El padre de la bomba atómica). ¡Vaya años para la ciencia!
J.J. Thomson a la izquierda y Rutherford a la derecha. 

Ernest Rutherford era Neozelandés, de padres granjeros, pero se mudó a Cambridge (Inglaterra) tras terminar sus estudios de manera brillante (no podía ser de otra manera). Le bastaron 3 años en Inglaterra para hacerse famoso. Tras ello le ofrecieron, con solo 27 años, una cátedra en Montreal. Por aquel entonces se había descubierto la radiactividad (Henri Becquerel y el Sr. y Sra. Curie) y muchos físicos se pusieron a estudiar que demonios era aquello tan raro (Tu ya lo sabes y estoy orgulloso de ello). 

Le bastó un año a Rutherford para descubrir las partículas alfa y las beta, haciendo diferentes experimentos con átomos de Uranio (La radiación gamma se la debemos a Paul Villard). 

También descubrió el periodo de los elementos radiactivos. Si recuerdas cuando hablaba de la radiación, un elemento inestable se vuelve estable tras emanar esa energía sobrante en forma de radiación un cierto tiempo después... Pues bien, para cada tipo de elemento, se conoce el ritmo al que esto tiene lugar, y ese es, más o menos, el periodo de los elementos radiactivos. 

Aún hizo más, pues demostró también el hecho de que los átomos cambian cuando emiten según que radiaciones. Quiero decir, que si un átomo está definido por el número de protones que tiene y suelta una partícula Alfa (compuesta por dos protones y dos neutrones), el átomo, entonces, no será el mismo; y no es que cambie un poco, es que el elemento será otro. Bueno, pues esto lo descubrió el genio de Ernest. Y para más inri, como complemento a esta teoría, descubrió que los átomos se calentaban al desintegrarse (o lo que es lo mimo, al cambiar de elemento tras emitir una partícula alfa). Un genio.

Rutherford volvió a Manchester, y fue allí donde las mismas partículas alfa que él había descubierto y dado nombre le ayudarían a descubrir el núcleo atómico. Recuerda el modelo atómico de Thomson (el del pudin de pasas), pues ahora Rutherford lo revoluciona, porque descubre que existe un núcleo atómico donde está toda la masa, y el resto del átomo es, en su mayor parte, vacío. Las partículas Alfa le ayudan porque las utiliza lanzándolas sobre una fina capa de oro. Muchas de ellas no varían su trayectoria y solo algunas se desvían completamente. Si lanzas unas partículas alfa sobre un pudin de pasas, te aseguro que todas se desvían o se quedan clavadas en la masa del bizcocho, pero si las lanzas contra algo casi vacío, la mayoría ni se inmutan. Solo unas pocas cambiarán su trayectoria: Las que tengan la mala suerte de chocar contra el pesado núcleo del oro.
                                              

He de decir, no obstante, que un japonés, Hantaro Nagaoka, propuso el modelo atómico parecido al que conocemos hoy en día (Era más parecido a Saturno) 7 años antes que Rutherford, pero no le habían hecho ni caso (Aunque Rutherford sí lo nombró en sus exposiciones sobre su modelo atómico). 

                                               Nagaoka.

Rutherford fue uno de esos genios sin igual, y además de eso, era un tío sencillo y generoso. Un excelente profesor, bueno y enormemente respetado y admirado por todo el mundo. (Y por mi).

No hay comentarios:

Publicar un comentario