sábado, 25 de abril de 2015

Personajes Célebres III: Galileo Galilei

Antes de hablar de Galileo, quería comenzar con Aristarco (310-230 a. C.), uno de los últimos científicos jonios (Jonia era una región que fue colonizada por los Griegos) y el primero en afirmar que los seres humanos no somos tan especiales como todo el mundo creía en cuanto a que no somos el centro del universo. Dijo que no solo la tierra era un planeta más, si no que nuestro Sol era, de igual modo, una estrella más entre otras muchas. Estas ideas fueron olvidadas, pues las influencia jónica tan solo duró unos siglos. Las ideas heliocentristas como las de Aristóteles (384-322 a. C.) o Ptolomeo (85-165 d. C.) seguirían en vigor muchos años más.

La idea de que no somos el centro del universo fue recuperada por Copérnico (1473-1543) y años más tarde por Galileo (1564-1642). Galileo fue perseguido, juzgado y declarado culpable por la iglesia, pues contradecía las escrituras de la Biblia.
Este rechazo a todo lo "científico" quedó más patente si cabe cuando en 1277, el obispo Tempier de París, siguiendo instrucciones de Juan XXI,  publicó una lista de 219 errores que debían condenarse. Uno de esos errores o herejías lo cometió el bueno de Galileo.

Galileo nació en una familia que pudo permitirse que estudiara en la universidad, donde cursó medicina, filosofía y matemáticas.

Conocido por sus estudios sobre mecánica, por su bomba de agua, su pulsómetro, su termoscopio, su microscopio, sus estudios sobre los imanes y sobretodo, la forma de realizar sus experimentos y de medirlos, lo que más famoso le hizo fue apuntar hacia el cielo con su telescopio y ser el primero en ver, por ejemplo, las 4 lunas más grandes de Júpiter (Supongo que sabrías enumerarlas...).

 Si había 4 lunas girando alrededor de ese planeta se podía afirmar entonces que  no todo lo que hay en el universo gira alrededor de la Tierra. Aún así, y ni ante tal evidencia (ni ante otras que expuso) la iglesia se retractó y el pobre Galileo, como ya he dicho, fue condenado a un arresto domiciliario de por vida. Le obligaron a abjurar de sus ideas, tras lo cual, se dice (aunque parece no ser cierto) que Galileo añadió "Eppur si muove" ("Y sin embargo, se mueve"). 

Galileo fue uno de los grandes. Lucho contra todos (la iglesia) y no se vino abajo porque sabía que tenía razón. Y sobretodo, marcó el principio de la ciencia moderna. 

                                                                                                                                 Galileo Signature.svg

2 comentarios:

  1. Aristarco y Galileo, ambos grandes de entre los grandes. Aún no me atrevo a leer a Galileo, pero Aristarco es muy técnico, aunque claro, en su exposición.

    ResponderEliminar
  2. Grandes todos ellos. Sobretodo pensar que defendían unas ideas con las que todo el mundo discrepaba... eso les hace aún más grandes.
    Gracias por el comentario!

    ResponderEliminar