miércoles, 1 de abril de 2015

La Sonda Rosetta y el cometa 67P Churyumov-Gerasimenko.

Supongo que habrás oído hablar del cometa 67P Churyumov-Gerasimenko... ¿Quién iba a olvidar un nombre así? Se ha hecho famoso porque es el primer cometa en el que se ha posado algo fabricado por el ser humano.

67P es un cometa de forma irregular de un tamaño del orden de unos 4 kilómetros que completa una vuelta alrededor del Sol cada 6 años y medio y lo hace a una distancia de entre 1´3 y 5´7 UAs. Fue descubierto en 1969. 

La Sonda Rosetta fué enviada por la Agencia Espacial Europea (ESA) en el 2004 con el objetivo de obtener información sobre 67P. 10 años después lograría reunirse con su objetivo, aunque por el camino pasó cerca de dos cometas más: 2867 Steins y 21 Lutecia

                              21 Lutecia

La sonda Rosetta portaba consigo un módulo de descenso, el Philae, que se posó sobre 67P en noviembre del año pasado, y nos envió impresionantes fotografías como ésta: 

Parte de la superficie del cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko
No se te eriza el pelo al pensar lo que significa esta fotografía?

Casi no lo consigue, por cierto, porque sus sistemas de anclaje al principio no funcionaron, así que casi se sale del cometa. Gracias a Dios, finalmente cayó en un lugar seguro. El Philae lleva consigo hasta 9 instrumentos científicos, incluyendo un taladro para tomar una muestra del suelo y después analizarla allí mismo. Por otro lado la Sonda Rosetta lleva 11 instrumentos. 

Entre tanto instrumento, como comprenderás, la información que vamos a recibir (y estamos recibiendo, de hecho) es mucha. Se pretende aprender lo máximo posible sobre estos cometas, pues fueron en su día clave para la formación de planetas como la Tierra, portando consigo Agua y quien sabe, puede que también vida! (De la misma manera que la Piedra Rosetta fue esencial para descifrar las escrituras de la antiguedad). 

La Sonda Rosetta viajará durante algo más de un año con el cometa, viendo la evolución del mismo a medida que se acerca al Sol.

          
Recreación artística de la Sonda Roseta soltando a Philae sobre 67P.

El cometa 67P está formado prácticamente por hielo y polvo. Su densidad es muy baja y por ello se entiende que es muy poroso, pudiendo tener huecos en su interior entre el hielo. Existen zonas en las que se acumulan hasta varios metros de polvo en la superficie (Esto es importante, porque hacen de aislante y preservan el hielo del interior del cometa). A medida que el cometa se aproxima al Sol, se calienta, y parte del agua se evapora, expulsando parte de ese polvo al exterior. Se han llegao incluso a observar algunos chorros de gas y polvo saliendo de 67P.

Su momento de acercamiento máximo al Sol será en Agosto, así que tendremos que estar pendientes de lo que pasa! 

             

No hay comentarios:

Publicar un comentario