lunes, 14 de septiembre de 2015

Presión atmosférica

La presión atmosférica es la fuerza que ejerce la atmósfera sobre cualquier superficie situada en un objeto celeste. La verdad es que cuando se habla de presión atmosférica siempre solemos referirnos a la Tierra, pero en realidad cualquier objeto con atmósfera me sirve. En un asteroide de 4 kilómetros, la presión atmosférica es nula porque la atmósfera del mismo también lo es. Por contra, en la Tierra  ya tiene un cierto nivel porque la atmósfera en la Tierra así lo permite.

La atmósfera pesa, tanto más, cuanto mayor masa y densidad tengan las partículas que la componen y cuanto mayor (más alta) sea la misma.



La presión atmosférica en la Tierra es de una atmósfera, que es aproximadamente 1 kg / cm2, esto quiere decir que ahora mismo estás soportando aproximadamente un kilogramo en cada centímetro cuadrado de tu cuerpo. Hemos evolucionado con eso y no nos molesta. Pero si te has sumergido unos metros bajo el agua lo habrás notado, verdad? Y es que si aumentamos ese kilogramo entonces sí que nos molesta. Debajo del agua, a 10 metros, la presión que soporta tu cuerpo es de dos atmósferas. Tus oídos pueden sufrir daños irreparables si no haces nada para evitarlo. Así que 10 metros de agua sobre ti pesan lo mismo que los 100 kilómetros de aire que tienes encima (supongo que no se pueden considerar los 100 kilómetros pero bueno, nos sirve de momento).

Por otro lado, tampoco es lo mismo estar en Valencia que en lo alto del Everest. Lógicamente, en Valencia la presión atmosférica es mayor porque tienes 8808 metros más de atmósfera sobre tí que si te encontraras sobre la imponente cumbre. La presión es mayor y los átomos del aire que respiras están más juntos (debido a que la atmósfera es más densa a nivel del mar, y poco a poco va perdiendo densidad con la altura... hasta que desaparece). Esto también explica lo del mal de altura; cuando te encuentras a entre 4000 y 8000 metros de altitud te fatigas porque a esas alturas el aire es poco denso y por lo tanto, al respirar entran menos átomos de oxígeno en tus pulmones.

Sobre el planeta Tierra haré una entrada más adelante y explicaré alguna que otra cosilla sobre la atmósfera.

Sobre la atmósfera de otros planetas ya hemos hablado.

Recuerda las espesas atmósferas de Saturno, Júpiter o Venus. En cualquiera de ellas morirías sin remedio (con mayor o menor dolor).

Recuerda, por otro lado, las tenues atmósfera de las Lunas de todos ellos (sobretodo las de Venus), con la excepción de Titán. También eran tenues las atmosferillas de Ceres, Plutón, Marte (que veremos muuy prontito!) o Mercurio (que también tenemos pendiente).

Genial Fotografía de la New Horizons en la que se puede observar la tenue atmósfera de Plutón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario