jueves, 17 de septiembre de 2015

Un paseo por el espacio, muerte segura.

Ya hemos visto lo que era la presión atmosférica y el vacío y como afecta esto a los materiales. Este artículo contiene algunas cosas relacionadas con esos temas, así que recomiendo la lectura de dichas entradas antes de seguir.


Si estos conceptos los tienes claros y vas a seguir leyendo, a partir de este momento, sí que no recomiendo que sigas si eres una persona extremadamente sensible o con serios problemas del corazón, porque voy a explicarte lo que te pasaría si, de repente, te encontraras solo en el espacio, con la misma protección que tienes ahora: ninguna. 
Bueno, ya sabes que morirías, pero… ¿Cómo?

Antes de empezar, solo comentarte que los astronautas llevan un traje porque éste los mantiene a una presión y a una temperatura adecuadas. Pero ya sabes, tú no dispondrás de uno de esos salvavidas espaciales.  
                                           

Ahí arriba te vas a encontrar con varios problemas: Primero la falta de aire. ¿Cuánto crees que aguantarías? Menos de lo que te piensas, de hecho. Si vas a salir al espacio y antes de hacerlo coges aire porque te crees capaz de aguantar al menos dos minutos la respiración, estás equivocado. No vas a poder disfrutar tanto tiempo de las buenas vistas que te brindaría el estar a miles de kilómetros de altitud. Si coges aire, tus pulmones, literalmente, reventarán. Tal cual. Los alveolos de tus pulmones, que son los que están llenitos de aire, son extremadamente delicados y al encontrarse con una diferencia tan grande de presión con el exterior, si están llenos, simplemente explotarán. Creo que será bastante doloroso, así que mejor suelta todo el aire antes de subir tan alto.

Pero bueno, suponiendo que no tienes aire en los pulmones, lo que quería comentar es que ahí arriba no vas a respirar mucho. El vacío, vacío es. En el espacio hay átomos, pero pocos. Posiblemente unos cuantos átomos de Hidrógeno por cada metro cúbico. Por mucho que lo intentases, nada va a entrar a tus pulmones.

Pero quiero tranquilizarte, porque la falta de oxígeno o los pulmones rotos no te matarán. Antes morirás de un fallo cardiaco (mientras te ahogas, claro), que es lo que se ha demostrado que sucede... tu corazón se parará con esa baja presión… o al menos eso dicen. Pero antes te desmayarás así que no problem my friend. Al final no va a ser tan malo como parecía, eh?

Lo que está claro es que no va a ser como en las películas, es decir, que ni te van a estallar los globos oculares (aunque el líquido de los mismos sí que hervirá), ni te vas a congelar, ni te va a hervir toda la sangre. 

Lo de los ojos es una exageración. Lo de la congelación requiere pensar un poco: Si en la Tierra pierdes calor corporal es porque ese calor es transferido a otro medio. El aire es muy buen aislante y pierdes poco calor normalmente. Si hace viento, el aire pasa más rápidamente quitándote más calor. Por otro lado, si te metes en el agua, por ejemplo, vas a perder mucho más calor porque el agua no es tan buen aislante (todo lo contrario, de hecho) y por eso lo de la temida hipotermia. Pero ahora bien, si hay vacío, no hay nada que te quite ese calor…Genial! Y lo de que te hierva la sangre, bueno, la presión sanguínea se mantiene en tu interior así que sería, en todo caso, un proceso lento. Tu cuerpo acabará inchándose como una pelota debido al vapor de sangre de tu interior, pero tranquilo, que ya estarás muerto cuando eso pase.
Así que no lo tengo claro... pero es posible que no merezca tanto la pena ir a disfrutar unos segundos de unas vistas como esta:

No hay comentarios:

Publicar un comentario