jueves, 26 de marzo de 2015

Calisto

Iniciemos el último de los 4 satélites Galileanos: Calisto. Ya deberías saber que Calisto era una de las ninfas a quien Zeus sedujo. ¿La recuerdas de cuando hablé de la mitología de la Osa Menor y la Osa Mayor? Que la dejó embarazada y acabo convertida en una Osa y ahora la podemos ver en el firmamento... si no lo recuerdas tendrás que repasárte la historia! Y si eres nuevo en este blog lo mejor es que empieces por el principio

Volviendo al Satélite, Calisto está ya muy lejos de Júpiter. Casi al doble de la distancia a la que está Ganímedes. A esas distancias, como te podrás imaginar, la influencia de las fuerzas de gravedad de Júpiter es mínima, con lo cual, Calisto gira alrededor de Júpiter con absoluta tranquilidad. Aún así, y a pesar de la enorme distancia, y al igual que ocurre con las otras tres lunas Galileanas o con nuestra propia Luna, Calisto siempre ofrece la misma cara a Júpiter, es decir, tarda lo mismo en dar una vuelta sobre sí misma que sobre el gigante: 17 días. Esto quiere decir que aunque el interior de Calisto sea un lugar tranquilo, la descomunal masa de Júpiter aún afecta a su vida.

Su densidad es menor que las otras tres: 1800kg/m3 (La densidad del agua es de 1000kg/m3). Es prácticamente una bola de hielo, muy frío (Unos -150ºC de media). Imagínate lo lejos que está del Sol. Es una luna fría y solitaria de 2400km de radio (La tercera más grande del Sistema Solar), y bastante oscura debido a lo sucia que está de todos los impactos que ha recibido.

Lo mejor de ella, para mí, son los contrastes de color en su superficie y la gran cantidad de cráteres que posee:
                                 http://photojournal.jpl.nasa.gov/jpegMod/PIA03456_modest.jpg

Destacan en su superficie 2 cráteres, ambos en la mitad norte del satélite:

Asgard, con sus aproximádamente 1600km de diámetro.

                                        

Valhalla, con un diámetro de nada más y nada menos que 1800km. Si te fijas, en la siguiente fotografía, alrededor de Valhalla hay un montón de anillos concéntricos generados a partir del enorme impacto que debió suponer la formación de este magestuoso cráter.

                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario