martes, 3 de marzo de 2015

Recopilamos y seguimos...

           

En estos dos intensos meses hemos visto, además de Júpiter y la Luna, las constelaciones de Orión y Canis Major. Para entender bien las cosas que contaré a partir de ahora, y sobretodo si eres nuevo en este blog, te recomiendo encarecidamente que empieces por el principio, porque también he explicado conceptos sobre el funcionamiento y la vida de las estrellas así como su clasificación que son imprescindibles para entender todo lo demás. He dejado, por si acaso, un recordatorio de dicha clasificación en la parte derecha del blog que espero que te sea útil en lo que queda de 2015.

Supongo que las constelaciones de la imagen de arriba las reconocerías, no? (Si no tendrás que examinarte en septiembre...). Si sales estas noches a ver las estrellas no deberías tener problemas en encontrarlas. Además, a eso de las 22 horas, Júpiter se encuentra casi en lo más alto, así que aunque estés en la ciudad, si miras hacia arriba por la noche y ves una estrella muy brillante ya sabes, es Júpiter. Sirio también deberías verla con facilidad, las Tres Marías la señalan sin pérdida. Júpiter brilla más que Sirius, pero hay un truco para no confundirlos: Sirio parpadea y Júpiter no. A parte de la gran diferencia en las distancias a las que se encuentran, Sirio brilla con luz propia pero Júpiter, simplemente, refleja la luz del Sol. También estos días es posible ver Venus y Marte. A las 20 horas, por ejemplo, se ven preciosos hacia el oeste. Venus como un brillante punto en la noche y Marte, mucho más débil, pero de inconfundible color rojo. Poco a poco van acercándose al horizonte hasta que se esconden. Queda pendiente estudiar a fondo estos dos planetas.

Las dos siguientes constelaciones que veremos serán Monoceros, Lepus y Canis Minor (o Can Menor), pero nos llevará poco tiempo verlas, así que podremos seguir ampliando conocimientos.

Antes de ponermos con ellas estudiaremos un poco la Vía Láctea, que ya va siendo necesario, no? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario